9 nov. 2012

Estrella Invitada #19

ESPECIAL ELECCIONES EEUU '12

 
 
Así como en España existe la creencia de que el mundo de la cultura, el arte y el espectáculo es mayoritariamente de izquierdas – o muestra afinidad por sus valores–, en los Estados Unidos hay una firme convicción de que el Partido Demócrata está respaldado por las estrellas de la cultura norteamericana. Desde Robert De Niro, Samuel L. Jackson o Scarlett Johansson hasta Morgan Freeman o George Clooney. Pero, ¿se repite esta pauta en el mundo de la música?

En el último mes, han sido continuadas las apariciones de estrellas de la música apoyando abiertamente la candidatura de Obama a ser reelegido presidente de los Estados Unidos. Entre ellas, el rapero Jay-Z, Madonna, Barbara Streisand, Katty Perry o el sempiterno amenizador de campañas demócratas, Bruce Springsteen. Sin embargo, no ha aparecido en los medios ninguna figura estelar del espectro musical apoyando abiertamente a Romney. ¿Será que nos mintió Clint Eastwood cuando dijo que “hay un montón de conservadores, un montón de moderados y de republicanos en Hollywood”? Puede que no faltase a la verdad y, a continuación, mostraremos algunos peculiares ejemplos:

Mike Love
El entrañable Mike, miembro fundador de los Beach Boys – esa refrescante banda americana de los años sesenta que cantaba temas de lo más playeros –, es un republicano convencido. Tanto es así que, en un mitin de McCain en 2008, se le ocurrió cambiar la letra de su hit “Barbara Ann” por el siguiente estribillo pegadizo: "Bomb bomb bomb, bomb bomb Iran”. Más explícito fue al ser preguntado recientemente por el presidente Obama: “Si sale reelegido, estáis jodidos”.

Ted Nugent
Este icono del Glam Metal es un ferviente detractor de Obama. No tenemos que alejarnos mucho en el tiempo para comprobarlo. En la última convención de la Asociación Nacional del Rifle, en abril de este año, sentenció: “Si un coyote se mea en tu sofá no es culpa del coyote, es tu culpa por no dispararle”. Basta decir que este paralelismo animal con la Administración Obama le valió una visita de los Servicios Secretos a su casa.

Kid Rock
Es una figura clave del Country Rock fusionado con Rap y Blues. Su estilo es tan querido por muchos norteamericanos que su concierto recaudatorio de primavera para financiar la campaña de Mitt Romney en su pueblo natal fue un completo éxito, llegando a subir al escenario junto al candidato a la vice-presidencia, Paul Ryan.

Gene Simmons
El peculiar bajista de KISS es quizás el más pragmático de todos. Su actividad empresarial le obliga – según afirma – a estar de acuerdo con las políticas económicas de Romney, que resume en la siguiente frase: “No importa cuánto dolor de tripa causes. Si no puedes soportarlo, mejor no lo hagas”.

Hank Williams Jr.
Cuando se publicaron fotos de Obama jugando al golf con el Speaker de la Cámara de los Representantes – el republicano John Boehner – nuestro cantante de Country Rock identificó la escena como si “Hitler estuviera jugando al golf con Netanyahu (Primer Ministro Israelí)”. De perdidos al río, decidió clamar en uno de sus últimos conciertos: 
“¡Tenemos un presidente musulmán que odia la agricultura, odia la industria militar, odia a los Estados Unidos y nosotros le odiamos a él!”.

Teniendo en cuenta que, sólo estos cinco iconos, agrupan [aunque no sea una fuente honesta, sí es orientativa] casi 14 millones de seguidores en Facebook y cerca de un millón en Twitter, podemos afirmar que no es poca la capacidad de influencia de los iconos del Rock sobre el voto hacia el partido Republicano. Estos son solamente cinco ejemplos, por lo que – al contrario de lo que opina Angelina Jolie – los  republicanos no conforman el ala antagonista de la cultura de los Estados Unidos de América. De hecho, podemos decir incluso que la música Country es patrimonio del Centro-Sur del país, tradicionalmente republicano.

Sólo queda ver quién influye más en cada Estado: ¿Bruce Springsteen en Texas? ¿Kid Rock en California? ¿George Clooney en todos?

Fuentes: